Lo que puede doler cruzarse de brazos

enfado

Me parece increíble lo que puede doler cruzarse de brazos.

Creo que no soy el único que más de una vez ha escuchado que si quieres algo de verdad, has de luchar por ello con todo tu ser. En ocasiones y sin embargo, hay que dejarlo pasar para que surja esa pequeña posibilidad de que vuelva. Y hay que ver cómo duele quedarse de brazos cruzados.

Siempre he creído en el poder del esfuerzo; también en la fuerza de la palabra. Quizás por ello, en cada pequeña oportunidad de luchar por lo perdido, desde encuentros por la calle a mensajes de cumpleaños, lo he hecho con todo mi corazón y prosa, creyendo poder cambiar el mundo a golpes de alma en teclas y cuerdas vocales. Y no siempre es así.

Hay ocasiones en las que hay que aliarse con el tiempo que nos mata para poder alcanzar los protagonistas de nuestros sueños. Aunque pueda resultar paradójico, a veces el darlo todo por algo solo sirve para alejarlo más de ti, para hacerlo huir ante un ímpetu que no comparte.

Eso sí —y por supuesto—, la no acción no siempre funciona: muchas veces el tiempo y la distancia acaba con lo poco que quedaba; en otras tantas, es solo una excusa para defender nuestra cobardía. Pero a veces, que no te mientan, la única opción es arriesgarse a no hacer, a esperar.

A luchar por lo demás mientras sin luchar luchas por ello.

De cuando en vez, no queda otra.

Pero, para todos aquellos que no ven el daño que puede hacer quedarse sin hacer nada cuando si por ti fuese todo lo harías, tengo un mensaje.

Que a veces dejemos pasar las cosas no siempre implica que nos olvidemos de ellas.

En el fondo, no hay mayor dolor que no poder descruzar los brazos.

Anuncios

2 comentarios en “Lo que puede doler cruzarse de brazos

  1. Pingback: ¡¡¡Cumplimos un año!!! | oscargonzalezsoto

  2. Muchas veces me he preguntado a mi mismo: ¿En qué momento la perseverancia se convierte en necedad? ¿Y en qué momento se convierte la espera en pasividad? Preguntas sin respuesta. Si esperas demasiado, pierdes. Si lo intentas demasiado, pierdes. Mierda, concuerdo contigo, como duele cruzarse de brazos cuando es tu elección y no una obligación.

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s