La realidad que no aparece en Google

Me preguntaba hoy  —a saber en qué estaba pensando— qué personas me parecen las más simpáticas de mi entorno. Una de mis primeras ideas —y la única, ya que no seguí pensando en ello— fueron Jota y Pombar: mis dos amigos son asombrosamente ingeniosos, de un humor extraordinario.

Esta pareja de nombres me recordó que suele ser una predicción típica del teclado de mi móvil cuando estoy enumerando gente para ir a echar un partido. Y justo en ese momento (imaginaos cómo tengo la mente) se me vino a la cabeza buscar en Google a ver si por casualidad aparecía algún resultado al introducir entre comillas “Jota y Pombar”:

jota-y-pombar

¿A quién le importa “Jota y Pombar (sin comillas)”…?

Dicen que lo que no está en internet no existe. Que algo tan grande como esta pareja no exista me dejó conmocionado, y empecé a buscar más, evidentemente paranoico tras ver cómo mi realidad se venía abajo.

Sorprendentemente, no pude encontrar en YouTube vídeos de mi nacimiento. Tampoco es que sea una deshonra para el ojo que todo lo ve: yo tampoco tengo entre mis datos cómo salí de entre las piernas de mi madre; pero es que resulta que esta tampoco aparece en la primera página de Google, ni mi padre, ni la mayor parte de mi familia. Ante la evidencia de que algo raro ocurría, pasé a cosas de las que sí tengo testigos de su existencia.

Busqué “pachangas en Calvelle”. Años de fines de semana jugando —unas ochenta personas en total, tranquilamente— y tampoco aparece nada. Tiene gracia que si las busco individualmente sí están, pero si busco “Cristian vino en vaqueros” o “los Gayoso aún están comiendo” no da resultado, cuando sería imposible que alguien lo dijese entre los que formamos aquello y no saliese al menos una sonrisita.

Si busco “tardes de viernes”, no aparecen las clásicas tardenoches de café, cena y Sherlock con mi mejor amigo, y si escribo el Magosto en que nos conocimos en Imágenes, Google se hace el Ikea y dice no saber de qué le estoy hablando. “¡¿Pero cómo no vas a saberlo, si todo lo sabes?!”

Mi primer beso no está en internet. No. Tampoco aquel en una cafetería rodeado de colegas, ni el que quise que lo sustituyese en aquel castillo en un parque en medio de la nada. No está el que pinchaba junto a una mantis religiosa, ni ese otro en que la chica fingió que no había sido hasta que dudamos de si había pasado o no y acabamos liándonos como dios manda. Es más probable que estén los que no he dado y quise dar que todos esos que sí fueron, y aun así dudo que apareciesen. Debe de ser por no haberlos encontrado nunca que no sé cómo buscarlos.

Si busco “ME”, me salen como 11 mil millones de resultados, cuando en mi cabeza solo existe una. Si busco “Las preciosas”, una telenovela sobre presidiarias. ¿Cómo no vas a saber de ellas, Google, cuando es lo único con lo que siempre he soñado?

Mis sueños no aparecen ni con su polisemia. Ni mis metas ni mis paseos con Morfeo hacen acto de presencia cuando le pregunto. Ahora entiendo por qué me cuesta recordarlos: no están en internet, no existen.

Y sin embargo yo sigo soñando.

Es ahí cuando —de tanto soñar sin que en verdad sueñe—, me encuentro ante una evidencia que a aquellos que dicen que lo que no está en internet no existe les va a doler: las cosas que de verdad hacen una vida, esos momentos que tejen nuestra existencia, no aparecen en Google.

Así que, a veces siempre, hay que levantar la vista del verdadero Gran Hermano del siglo XXI y hacer recuerdos que no pueda captar. Porque los únicos ojos que todo lo ven son los que dejamos abiertos a que el mundo nos sorprenda.

la-busqueda-de-tu-vida

Anuncios

4 comentarios en “La realidad que no aparece en Google

  1. Pingback: 2 años! | oscargonzalezsoto

  2. Pingback: Carmen Aranda | oscargonzalezsoto

  3. Wow ! me encantó… Lo mejor es que Google no tiene porque andar metiendo sus narices y conocer a detalle todo sobre nosotros. El universo de nuestras vidas se encuentra guardado en el super Google de nuestra memoria, así que hay que vivirla y saturarla de recuerdos !
    Saludos !

    Le gusta a 1 persona

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s