2 años!

Soy una persona de casualidades. El otro día el blog cumplía cien entradas, y ahora se cumplen 2 años desde que publicase mi primera en el blog con mi nombre. Tal y como hicimos en el pasado, hoy dedicaremos el post a un repaso de lo mejor de los últimos 365 días de uno de los proyectos personales con los que más constante he sido.

Como dije entonces, si llegas nuevo, este es tu post; si ya eres un habitual, pasarás un buen rato recordando.

visitantes 2016-2017

Más allá del agradecimiento a mis compatriotas por la enorme cantidad de visitas con respecto al resto, he de destacar especialmente las numerosas llegadas de los States y muy, muy cerca, México, así como que casi toda Latinoamérica se haya pasado en algún momento de este año. El blog ya puede morir tranquilo: tenemos tres visitas de Canadá.

Los grandes triunfadores

Si bien en el pasado año los post relacionados con mi polémica opinión sobre lo ocurrido en el cuarto y quinto concurso literario de Sttorybox abusaron en visitas y se salieron de las escalas, la trayectoria del blog durante el último año se ha caracterizado por la estabilidad. Los diagramas marcan una tendencia al equilibrio que solo el compartir que nunca nadie hace altera ligeramente, dándonos los post con más visitas este año.

En el tercer puesto nos encontramos Caranchoa, un análisis teórico de uno de los episodios más sangrientos y blackmirronianos de la actual sociedad digital española: un YouTuber denuncia a un desconocido por darle una bofetada, tras haberlo él insultado repetidamente en un supuesto experimento de cámara oculta. Está claro que lo morboso sigue dando visitas.

En el puesto número dos, nos encontramos Rolidades, reciente post en el que se analiza la naturaleza del perfil anónimo en redes, así como los límites entre realidad y personaje que supone, sobre todo, en el momento de su abandono. Más allá de las visitas en este post, agradezco que un ídolo para mí en lo que a este tema se refiere me pidiese permiso para compartirlo.

Aquí le daré una mención de honor a La decadencia de la opinión original en redes sociales, quinto puesto en cuanto a visitas que define gran parte de mi año en cuanto a opinión generalista se refiere.

En cuanto al gran triunfador de este año, creo que no podía ser otro. Por universal,por alma, por sensaciones, sentimientos y también por quienes lo compartieron y comentaron conmigo, más allá de lo público, Amor se lleva el título de post más visitado del segundo año de esta página porque —aunque pueda no ser el mejor— la gente aún siente. Por mucho que nos hayan convencido de que no, el mundo aún siente.

nodding_

Lo social y lo sentimental

La etiqueta #social vuelve a ser la estrella de un periodo en el que la práctica totalidad de los post se han pintado sobre lienzos de comportamiento humano y emociones. Con respecto al anterior, el contenido personal ha aumentado de forma notable, mientras que ahí ha seguido el habitual análisis de comportamientos en redes sociales, así como las sucesivas críticas a la hipocresía moral o la ovejización de pensamiento, principal motivo de rabia para mí este año.

En cuanto a cambios, destaco la disminución de relatospost de humor (muy a mi pesar, sin apenas representación este año), así como el asentamiento de temas de cierta profundidad, como los de post relacionados con la multirrealidad. Mucho amor y felicidad, reflejo de las sensaciones que ha protagonizado la práctica totalidad de una buena época para mí en el plano personal.

collage 2016-2017.png

Gracias a todos los que habéis estado ahí este año, tenga foto con vosotros o no

Lo hecho y lo por hacer

Dado que al final no he hablado ni de Telecinco ni de otras cosas que pronostiqué el pasado año, lo único que para este año prometo hacer de seguir aquí es un blog que siga siendo coherente con el nombre que lo encabeza. No puedo prometer que un día una patata frita se me atragante, una burbuja de aire se me suba al cerebro y me vuelva una oveja más, pero si algo estoy seguro de que haré es seguir teniendo un blog que sea coherente con lo que mi corazón me pide en ese momento, ya sea hablando de tonterías, dando ensayos sobre la naturaleza humana o poniendo corazones en forma de letra.

Eso he intentado hacer siempre y con eso me quedo. Y, por ello, me gustaría acabar recordando al menos los títulos de las 41 entradas que este año me han acompañado y que, hayan tenido visitas, MG, comentarios o no, merecen que las mencione, por contar cada una una realidad de la persona que he sido durante estos nuevos 365 días. A ellas doy gracias, y a todos los que habéis estado en este camino. En especial, a aquellos a los que no os puedo ver en persona y decíroslo a la cara.

A Dreamx, que a veces parece ser el único que sabe decir algo. Gracias por tu confianza durante todo este tiempo.

Y —sobre todo y ante todo(s)— a Hari.

Tú, Hari, que no has pasado un día sin apoyarme y creer en mí aun cuando yo solo soy un desastre que solo sé tropezar, querer a quien no me quiere y no dar nada a cambio de tanto amor, paciencia y ánimo como tú me has dado durante todo este tiempo. No hay gracias suficientes para toda la devoción que te debo y nunca podré devolverte. Eres más de lo que puedo pedir.

Sin más, he aquí las 41 entradas de este año. Gracias a cada uno de los que confiasteis en mí a la hora de ponerse a leer alguna de ellas =)

1 de feliciembre

La película, el libro y el disfraz

Sonrisas de un San Valentín solo

Sí pero no: lo que dijimos que seríamos pero no pudimos ser

Carmen Aranda

Diario del no WhatsApp

La felicidad que se mide en siempres

Los límites de la realidad creada con palabras

Adiós 2016

Un blog de mierda

Rolidades

Cara Anchoa (o caranchoa, o cara-anchoa, o como sea)

Hipócritas endiosados

La realidad que no aparece en Google

Algunas vergonzosas razones de la victoria de Trump

Cicatrices de la falta de tiempo

Reflexión de un imbécil inculto en sábado de Ronaldo y fuegos de artificio

Lo jodido de trabajar a la siesta

Malditas lenguas

Actualizaciones de tiempo perdido

Los contracorrientistas ante el desequilibrio de la balanza física y mental

Las cicatrices de lo que me queda de vosotras

El mundo tras el cristal del volver a empezar

Decadencia y muerte de las First Dates

El mal funcionamiento de lo penal (1): El castigo inadecuado y la reinserción injusta

Cuando el problema perfecto chocó contra el humano desesperado

Por qué las personas buenas no tienen derecho a días malos

In albis

Por qué eres imbécil si proteges a gente tóxica

Amor

Lo que da miedo al miedo

Amor de verano (o algo parecido)

RIP Christina Grimmie

La decadencia de la opinión original en las redes sociales

Cara a cara Iglesias-Rivera o cómo la nueva política mató al Tío Cuco para hacerse mayor

Máscaras de graduaciones con tortillas de patatas

Las lágrimas perdidas del niño que no dejaba de llorar

El misterio tras el estadístico infiltrado

La verdad tras el arrepentimiento por lo nunca hecho y otras palabras compuestas

La rotación de amistades y el menudo imbécil

Más vale nada

Cuando la multirrealidad se une al universo infinito

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s