Hipócritas del clic

Cuando de dar mi opinión se trata este año, no me queda duda de que la hipocresía de la sociedad como conjunto es uno de mis grandes blancos de crítica. Que si Hipócritas endiosados, que si lo políticamente correcto, que si todos odiamos a Trump pero luego gana las elecciones… Lo de decir lo que todos quieren escuchar para recibir el aplauso y luego no practicarlo está más extendido que una masa de pizza ultrafina.

Hoy rajaré sobre una de las hipocresías más típicas de nuestra sociedad: el apoyo incondicional que se queda en un clic.

change org

Qué fácil es todo contigo

Sin duda, una de las noticias más comentadas estos días en mi ciudad es la polémica generada recientemente por la expulsión de dos bañistas del agua de una de las piscinas más populares de la zona por llevar los pechos al descubierto. La medida copó las noticias más buscadas del mayor periódico de la ciudad fechas y fechas, y fue ampliamente seguida en redes sociales y medios locales y autonómicos. El cénit llegaba este pasado domingo, con la multitudinaria quedada de repulsa en las mismas instalaciones para reivindicar la libertad del gesto.

Según La Región, Atlántico y otra prensa digital, 9 personas hicieron acto de presencia activamente reivindicativo.

reivindicación oira topless

Fuente: La Región de Ourense

“Sí, esperábamos más gente apoyándonos. Se implican mucho en las redes pero ir más allá ya es otra historia”, cito de las declaraciones de las afectadas por la expulsión publicadas por el periódico.

Desgraciadamente, es lo que tiene la gran época de la hipocresía del clic: apoyar a una causa sentadito en el sofá con el portátil es una maravilla. Ahora bien, levantar el culo y dar la cara, eso está en desuso.

“Comparte esta iniciativa con todo ser viviente y firma la petición”. Cómo no, ahí estamos prontos si no hay formulario de por medio. Y si lo hay y no hay otra cosa que hacer, pues se rellena. ¿Meter presión a otras personas para que firmen a base de compartir y exigir? Pues claro que sí. Ahora bien, ¿movilizarse más allá del “Publicar en tu biografía”? Y qué más. ¿Hacer algo de forma activa? Lo que nos faltaba.

Vivimos en la época de la reivindicación. De la lucha por los nuevos valores sociales. Por la justicia social. Y resulta que de la mitad de la mitad de la mitad que apoya a clics, solo la mitad de la mitad va a una manifestación, y la mitad como plan de tarde con los amigos, a reírnos de ver como la autoridad hecha policías nos miran desde las jaulas de no poder hacer nada. “Y si eso, ya de paso, reclamamos algo”.

¿Qué narices nos pasa? ¿Cómo hay tan pocos que practiquen lo que tantos apoyan?

Pues obviamente porque la mayoría, la amplia mayoría, no da clic porque quiera moverse. Da clic porque le hace sentir mejor, le hace creer que contribuye o le da una imagen delante del resto, cuando lo que en realidad hace es lavarse la cara por las mañanas en lugar de meterse en la santa ducha a quitarse el tufillo a falsedad que lleva por bandera.

Si crees en algo, reivindícalo. Si sientes algo, muévete. Pero, cariño: si te crees que por darle Me Gusta a una publicación estás siendo estandarte de un tema, no solo es que estés siendo hipócrita con la gente (que sí, con todas las letras), es que encima te estás engañando.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s