La mordaza a lo divergente (La muerte del conocimiento personal no certificado – Final)

Y llegamos al cierre de esta minisaga de posts.

Si todos los entes de poder censuran el pensamiento diferente, novedoso y fuera de norma, ¿queda alguna posibilidad de que alguien fuera de ellos aporte algo nuevo?

La gravedad de la masa al cuadrado

Para estos post, el buscador, la justificación de experto, los medios de comunicación y los líderes de opinión son cuatro de los grandes jinetes del apocalipsis del punto de vista novedoso. Aquellos aparentes titulares del conocimiento a día de hoy, de la razón que podemos usar para desprestigiar la de cualquier otra persona.

Aun así, a gusto del lector catastrofista o cuñado del pensamiento conspirador, se le pueden sumar fácilmente términos como los gobiernos, la economía y demás familia. ¿Por qué no? ¡Dejémoslos ahí si queremos, quitemos los que no nos interesen, hagamos lo que nos salga en un acto de rebeldía ante la constante búsqueda de la precisión absoluta! Porque la cantidad de entes que metamos en el saco es indiferente.

Lo relevante de este post es aquello que los une y que, por muy de forma diferente que elijamos, siempre va a acabar por coincidir: son entes colectivos, no personas.

Entes que se forman a partir de la conjunción de múltiples interacciones y actuaciones sociales y no tanto. Actuaciones que, como ya sabemos, no se mueven por el pensamiento individual y humano de sus miembros, sino por una conciencia de tira y afloja, de poder de unos sobre otros, de mayorías o autoritarismos y de dependencia de cualquiera de sus partes y términos del grupo, de esa coherencia sin alma de la que hablamos en el post de los líderes de opinión.

Son entes colectivos, sin pensamiento propio, raciocinio. Entes que saben que de la no presencia de realidades rompedoras depende su supervivencia.

Y entes que no son pocos.

El silencio absoluto

A lo largo de los anteriores post —desde aquel móvil salido del bolsillo para quitar credibilidad a la palabra de la persona con la que se toma algo—, hemos extraído múltiples conclusiones de cómo el pensamiento fuera de norma puede ser silenciado.

No es que la situación sea nueva. Universalmente conocidos son casos como el de la Tierra girando alrededor del Sol o el bosón de Higgs, realidades actuales tomadas por locuras censurables en su momento.

Sin embargo, analicemos pues a partir de algunos de los métodos de silenciado de la actualidad cómo prácticamente cualquier tipo de verdad nueva puede ser anulada con estas premisas y veamos adónde nos lleva esto:

  • Solo lo publicado y visible tiene validez. Si no se expone en libro o web, no tienes credibilidad.
  • Solo la palabra de quienes tienen poder de opinión o de grandes poderes tiene validez. Si quien sabe mucho del tema dijo en algún momento algo que se oponga, aun en situaciones bien distintas, no tienes credibilidad.
  • Solo lo que los medios de comunicación dicen ha ocurrido. Si dices haber visto algo que la prensa publicaría al momento pero no lo ha hecho, no tienes credibilidad.
  • Solo lo aceptado por masas tiene validez. Si vas en contra de lo que la opinión pública defiende en redes, no tienes credibilidad. Si no tienes público de redes por detrás, tampoco tienes credibilidad.

Básicamente, estos puntos nos indican lo difícil que será que una persona anónima aporte conocimiento a la sociedad, y lo prácticamente imposible que será que lo aporte fuera de norma. Porque:

  1. El pensamiento gris no es escuchado por las masas.
  2. El pensamiento gris es silenciado por la cultura de masas.

Entonces, y más allá de la mordaza, ¿qué le queda al pensamiento divergente?

Las palabras más allá de la mordaza

No puedo evitar ver la masa generalista como un planeta flotando sobre una ciudad desierta en busca de los últimos brotes de pensamiento nuevo para absorberlos y hacerlos desaparecer entre sus nubes de tormenta y datos.

A lo largo de los siglos, el pensamiento se ha renovado habitualmente con los grandes cambios y la ausencia de memoria. Sin embargo, lo digital ha dado una precocidad de implantación de tecnologías que vuelve el cambio casi cotidiano, así como imposibles el olvido y el recuerdo en base a la recopilación sin fin de datos: ha generado un ecosistema retroalimentado muy difícil de alterar en multitud de aspectos, y cuyos cambios más lentos —o menos rápidos, mejor dicho— parecen poco menos que inexorables.

De la polarización de opiniones hablaré pronto, por encantarme y apasionarme, pero hoy me quedo —introduciendo el resumen con las conclusiones— con que la mordaza al pensamiento divergente más puro y poco corriente es una de las grandes tendencias más tapadas por la amada sociedad del conocimiento.

Con eso, y con otra cosa.

Con que, por lógica y volviendo a donde empezamos, hay algo que siempre debemos aprovechar. Algo que siempre ha estado ahí, que antaño fue importante y ahora existe pero ya no se ve, como una mancha y su recuerdo en la pared. Me quedo con que existe ese lugar en el que, quizás, tengamos la oportunidad de ver nacer algo nuevo una vez más.

Un lugar donde no hay cámaras o micrófonos de medios grabando. Uno donde sus mayores expertos y sabios seguramente nunca habrán publicado nada. Uno donde los móviles se quedan en los bolsillos o sobre la mesa, boca abajo, y no hay MG a los grandes comentarios, ni retuits a los pensamientos más originales.

Ese lugar es cualquiera de las conversaciones a solas con la gente de nuestra confianza. Tan profundas y tan poco como queramos. Tan superfluas y tan intensas como nos dejemos. Tan abiertas como nos permitamos, tan prohibidas como otros quieran.

Tan libres como nunca en la vida lo será un tuit, un artículo o una búsqueda de Google.

Y es que ahí, en los espacios pequeños, en la interacción entre dos personas y no entre una masa uniforme de líderes dependientes y esclavos de la coherencia, es donde nace la creatividad, la originalidad y la realidad nueva.

Porque la creatividad pura solo surge en el desconocimiento.

Y porque el conocimiento verdaderamente nuevo solo puede nacer de lo que aún no conocemos.

_____________________________________

Bueno, esta saga de post ha sido un regreso por mi parte de lo más enriquecedor, espero que os hayan gustado. A mí particularmente me producen tanto inquietud, como preguntas de adónde ha podido llevar esto en el pasado, como las satisfacción de saber que mientras queden dos personas a solas y el mismo lenguaje habrá cosas que no nos podrá quitar nadie, humano o seudohumano.

Si te ha gustado y crees que a alguien más sí, no dudes en compartirlo por redes, emegearlo y demás. Gracias por llegar hasta aquí y espero que lo hayas disfrutado tanto como yo ^^

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s